¿Cómo reducir atascos en fregaderos, lavabos, y tuberías?

El momento en el que una tubería o fregadero se atasca y comienza a no “tragar” correctamente, es cuando nos damos cuenta de que no hemos sido lo suficiente cuidadosos en el uso de nuestros desagües.

Actualmente en España las averías de fontanería son la causa del 40% de las incidencias que suceden en un hogar

Por todo ello, nos gustaría informarte y darte unos fáciles cosejos para evitar enfrentarnos a estas situaciones.

  1. Nunca tirar restos o sobras de comida  o residuos tipo aceites o grasas por el fregadero de nuestra vivienda.
  2. Instalar una rejilla en el sumidero, nos ayudara a retener sobras de comida.
  3. No tirar toallitas por el retrete, ya que ademas de poder atascar nuestras tuberías, se ha convertido en un enorme problema en las ciudades.
  4. Asegurarnos que las instalaciones de fontanería de nuestra casa esta bien instaladas, evitando tuberías con poca inclinación o tuberías con una sección menor la recomendada.
  5. Revisar las instalaciones anticuadas, ya que pueden surgir problemas, por no conocer bien nuestra instalación. Estas las tuberias viejas pueden haber sufrido corrosión, perdida de propiedades y acumulación de residuos durante años de uso.
  6. Siempre que veamos humedades o filtraciones, llamaremos a un experto en fontanería inmediatamente para que pueda valorar que tipo de problema sufrimos en nuestro hogar.
  7. Si tenemos una fuga de agua, lo primero sera cerrar las llaves de paso de nuestra casa.
  8. Nunca deshacernos de sustancias peligrosas o químicos, como disolventes industriales, pintara , etc…
2017-10-02T09:22:40+00:00