Precauciones para revisar la instalación eléctrica de nuestros hogares.

Siempre que manipulemos la instalación eléctrica de nuestro hogares, es necesario tomar una serie de precauciones y seguir unos sencillos consejos para no ponernos en peligro.

  1. Sentido común como base de nuestro trabajo, es decir, no deberemos trabajar con el suelo húmedo o con restos de agua, al igual, asegurarnos de que estamos completamente secos a la hora de manipular cualquier aparato eléctrico.
  2. Deberemos  desconectar el suministro principal de energía de la casa, antes de hacer ningún tipo de reparación o manipulación.
  3. Usar calzado y ropa aislante.
  4. Conocer bien el cuadro de mandos de nuestra casa y etiquetarlo de manera que sepamos claramente para que se utiliza cada uno.
  5. Tener localizado y a mano, iluminación supletoria en caso de apagón. Una linterna cerca del cuadro de mandos seria lo ideal.
  6. Siempre que tengamos un fallo de potencia, salte un fusible o se funda, generalmente será producido por un saturación de la red. Con desconectar algunos aparatos (horno, secador, tostadora, etc), y volver da dar la luz, para asegurarnos de que todo funciona correctamente. En caso de no ser así, deberá contactar con un electricista.
  7. Por nuestra seguridad no deberemos manipular ningún aparato eléctrico o red eléctrica, sin estar seguros de lo que estamos haciendo.
  8. Siempre que detectemos un enchufe defectuoso, cambiarlo por otro inmediatamente.
  9. Herramientas básicas de electricista casero: unos alicates, un par de destornilladores con mango aislante de la electricidad, Detector de tensión, Pela-cables o una tijera de electricista, una Regla y un Metro, y por ultimo un martillo de electricista.
  10. Nunca manipularemos un aparato eléctrico o red eléctrica, sin estar seguros de lo que estamos haciendo, ya que es un riesgo muy grave para nuestra integridad física. En este caso contactaremos con un profesional para que arregle nuestro problema eléctrico.
2017-10-02T10:15:20+00:00